Comunidad Idiota

Somos la comunidad Idiota.

La comunidad silenciada desde hace 23 siglos, y que ahora está saliendo a la luz.

Somos la comunidad que no se da por vencida, que no se instala ni en la queja, ni en la conformidad.

La comunidad desobediente que busca constantemente las grietas del sistema y de las estructuras herméticas ancladas en lógicas absurdas.

Somos la comunidad que no le da miedo a equivocarse.

La comunidad que revienta las paredes de las convenciones a martillazos.

Somos la comunidad que no mide sus ganancias en bienes sino en la manera en cómo nos relacionamos y cómo creamos una red de apoyo.

La Comunidad no presenta ninguna estrategia ni ningún camino, sino que invita a su practicante a que a través de pequeñas acciones y la observación de referentes, encuentre su manera de hacer.

Somos la comunidad que cuando nos llaman idiotas sonreímos, y sabemos todo el poder que tenemos.

Las amigas cogieron la palabra IDIOTA como se utilizaba a la antigua grecia, la persona que no quiere seguir las reglas del Ágora que mira por sus propios derechos y que no se rige por estructuras prestablecidas.

Puedes encontrar más info en:
@comunidad_idiota_oficial

Como símbolo oficial, eligieron la mano izquierda de Laodice con es su dedo anular cortado, el dedo que se amputó el día antes de su boda para no contraer matrimonio.

Quizás te interese revisar:
@nuestrosdedoscortados

Y el 23 como número sagrado, puesto que la palma de la mano izquierda escondiendo el dedo anular, en el sistema binario de Pingala. del 450 a.C representa el número 23.

Hay muchos tatuajes de 23 en:
@idiota.tattoo

En el libro de Li Ching, el número 23 es la desintegración, palabra que durante siglos acompañó las integrantes de la comunidad puesto que después de cualquier ataque, se tenían que desintegrar para no ser encontradas, juzgadas y asesinadas.

Más info sobre este tema:

La comunidad idiota no tiene dioses, tiene referentes, personas de quién aprender, personas que ven el mundo diferente, por eso, las integrantes de la comunidad crea su lista de 23 para guiarse, observando la manera en cómo sus referentes hacen las cosas.Investigadoras e investigadoras de todo lo mundo han encontrado listas de 23 entre los cuadernos y escritos de centenares de filosofxs, escritoras, teòlogs, artistas, músicos ... que nos han hecho entender una línea cronológica que nos une desde la sangre del dedo de Laodice, hasta al día de hoy.

Puedes encontrar listas reales en: @milista_de23

Conocemos a un astrólogo experto en grietas y en la comunidad idiota: @cleopardo_del_nilo

La grieta es el momento de iluminación, es el momento profético en que el idiota entiende, ve y descubre, que necesita reventar, destruir y cambiar algo. La grieta nos muestra que detrás de la paret hay una posibilidad. Es el averia que a menudo pensamos que no tiene solución y que lo único que podemos hacer es pensar que no se hará más grande o que algún día se tapará solo.

Quizás te interese revisar:
@lasgrietas_official

La Escritura de emergencia es el canal de comunicación que durants años la comunidad ha utilizado: La escritura metida por sorpresa, en lugares insospechados, en el espacio público, entre documentos, en la piel. Se tardó muy poco tiempo a tildar de Terrorismo la difusión forzosa de los dogmas del dedo. Lo que podrían ser simples grafitis, o intervenciones, o pinturas rupestres si hubieran estado antiguas... ahora tan solo eran terrorismo. No considerarlo arte, como el resto, es solo una respuesta más de un sistema opresivo con ganas de silenciar movimientos que jueguen en contra del adoctrinamiento y denominarlo terrorismo. Así que si le dicen terrorismo, será terrorismo poético.

Frases motivacionales de fieles de la comunidad: @idiotas.vivendi

Otras personas idiotas que quizás conozcas:
@idiota.tattoo

Joan Maragall asignó el nombre de Palabra Viva, a la manera d‘escribir de la Comunidad Idiota, una manera sincera, sencilla, y que sale a la primera, él predicaba que las palabras eran las correctas, que el error podía ser la iluminación, y encontraba que la manera de comunicarse de los Idiotas era la que se tenía que seguir y la que era realmente verdadera.

El Martillo ha sido ilustrado por los movimientos idiotas desde el inicio de su creación como símbolo de empoderamiento para enfrentarnos al muro que nos separa de la verdad. Cada grieta nos muestra un muro, cada muro debe ser golpeado hasta derrumbarse.

Quizás te guste: @idiot_market









ORIGEN

La Comunidad Idiota nace en el 203 a. C - 180 a.C cuando “Las amigas” un grupo de mujeres nobles del Antiguo Egipto, mataron a Filamón y Ptolomeo IV después de que ellos pactaron la muerte de Arsíone la mujer de Ptolomeo. “Las Amigas cansadas de la violencia que habían recibido reina Laodice, la reina Berenice y por último su compañera y amiga Arsínoe, después de asesinar a Filamón y Ptolomeo se reunieron clandestinamente y fueron las que empezaron a escribir sobre la comunidad Idiota. Ellas recogieron la historia de Laodice, Berenice, mujeres que intentaron escaparse de su matrimonio y no lo consiguieron, Las amigas hicieron una búsqueda de dónde procedían las ideas de desobediencia. Escribieron los valores de una nueva comunidad con el objetivo de vengar la muerte de su amiga, una guía de estrategias para evitar el dolor, una herencia de sabiduría para enfrentarse a aquello que molesta personalmente a cada individuo. De las amigas, no se posee más información, puesto que tras el asesinato de Filemón, tuvieron que escaparse del ambiente violento de las cortes y esconderse el resto de su vida. Se cree que en su soledad, y bajo previo acuerdo, transcribieron sus mandamientos para difundir estos conocimientos sobre la comunidad idiota desde las sombras.

Manifiesto de la Comunidad Idiota: escrito por Hakim bey.

No hay devenir, ni revolución, ni lucha, ni sendero;
tú ya eres la reina de tu propia piel;
tu inviolable libertad solo espera completarse en el amor de otras: una política del sueño, urgente como el azul del cielo.
Despojarse de todos los derechos y dudas ilusorias de la historia exige la economía de una edad de piedra legendaria;
chamanes y no curas, bardos y no señores, cazadores no policías, recolectores de pereza paleolítica, dulces como la sangre, van desnudos como un signo o pintados como pájaros, en equilibrio sobre la ola de la presencia explícita, el ahora y el siempre sin relojes.
Solo estoy despierta en lo que amo y deseo hasta el horror, lo demás no es sino mobiliario amortajado, anestesia cotidiana, cagadas mentales, aburrimiento subreptil de los regímenes totalitarios, censura banal y dolor inútil.
Aquí estamos arrastrándonos por las grietas entre las paredes de la iglesia estado escuela y oficina, todos los monolitos paranoicos. Separados de la tribu por una nostalgia feraz escarbamos túneles en busca de palabras perdidas, bombas imaginarias.
El último p-acto posible es el que define la propia percepción, un hilo de oro invisible que nos conecta: baile ilegal en los pasillos del juzgado.
Si tuviera que besarte aquí, lo llamarían acto de terrorismo, así es que llevémonos las pistolas a la cama y despertemos a la ciudad a medianoche como bandidos borrachos celebrando a tiros el sabor del caos.